Me llamo Christina Nikijuluw, soy traductora jurada (desde 1995) e intérprete jurada (desde 2009), inscrita bajo número 959 en el registro de traductores e intérpretes jurados del Ministerio de Justicia holandés (Bureau BTV). Fundé Palabra en 1995.

Cuando era niña solía hablar una lengua extranjera inventada con los niños en las playas españolas donde estaba de vacaciones con mis padres. Y como me agradaban la cultura de Espana y la humanidad de America Latina, me decidí a estudiar español después del bachillerato.

Diez años después de haber acabado mis estudios universitarios, cursé una formación profesional para ser traductor/intérprete de español. A continuación he seguido manteniendo el idioma por medio de mis viajes a España y Latinoamérica, la lectura de libros y periódicos en español y a través de mis contactos con hispanohablantes.