¿Qué es una traducción jurada?

La traducción jurada de un documento oficial debe ser realizada por un traductor jurado. Al certificar la traducción, el traductor sujeta la traducción al original y provee cada pagina del documento de su firma y sello. La acompaña de un certificado de traductor jurado en que certifica que la traducción es una reflexión fiel y precisa del original, tal y como había jurado o prometido hacer ante el tribunal.
La autenticidad de la firma del traductor debe ser comprobada por medio de una apostilla o legalización.

La apostilla es una legalización simple que se utiliza cuando el documento es procedente de o tiene que surtir efecto en un pais firmante del Convenio de La Haya de 5 de octubre 1961. En caso de paises no firmantes del Convenio de La Haya, se necesitará una legalización. Para pedir apostilla o legalización hay que acudir al Centrale Balie (Mostrador Central) del tribunal donde el traductor tiene depositada su firma.
El coste de la apostilla o legalización es de 20 euros.

Para información más detallada, dirígase a: www.rechtspraak.nl